Campo de fresas

by Juan Tacones

/
  • Streaming + Download

    Includes unlimited streaming via the free Bandcamp app, plus high-quality download in MP3, FLAC and more.
    Purchasable with gift card

      €7 EUR  or more

     

  • Compact Disc (CD) + Digital Album

    CD / Digipack díptico

    Includes unlimited streaming of Campo de fresas via the free Bandcamp app, plus high-quality download in MP3, FLAC and more.
    ships out within 3 days

      €12 EUR or more 

     

1.
El día 03:14
EL DÍA D Me levanté como todas las mañanas. La radio sólo daba buenas noticias. Yo, por si acaso, me asomé a la ventana para ver a la gente y a los turistas. Era el día 28 de diciembre día de los Inocentes. La página primera de los diarios estaba llena de hermosos titulares, por decreto se acabaron los agobios, los humos y los fuegos artificiales. Era el día 28 de diciembre día de los Inocentes. Me paré frente a unos almacenes grandes, la gente caminaba toda deprisa, los maniquíes de los escaparates me obsequiaban con una extraña sonrisa. Era el día 28 de diciembre día de los Inocentes. (Letra y Música: Juan Rodríguez Estévez. Arreglos: Raúl Rodríguez)
2.
ESTRELLAS DE LA NOCHE Estrellas de la noche que, en terciopelo, dibujan tu figura de plata y negro. Estrellas de la noche clara y caliente, me enseñan el camino para ir a verte. ¿Dónde estás, mi amor celeste? Te necesito para volar. Estrella polar que estás en mi mente, te busco en el cielo para navegar. Estrellas de la noche, un mar de besos que brillan en el cielo cuando te tengo. Estrellas de la noche, espejos de nácar, reflejan dos perfiles cuando se marchan. (Letra y Música: Juan Rodríguez Estévez. Letra estribillo: Raúl Rodríguez. Arreglos: Raúl Rodríguez)
3.
Morena 04:13
MORENA ¿Dónde vas, morena, con esos ojazos, que parecen piedras, piedras de topacio? Vete donde quieras, yo te seguiré, esta noche entera para ti seré. Quiero saber qué es lo que me darás cuando estemos solos en la oscuridad. Quiero tener los ojos de par en par para verlo todo así, tan brillante como tú. Mírame, morena, con esos ojazos, que parecen piedras, piedras de topacio, ¿no ves que me llevan seco como a un santo? Por lo que más quieras, haz de hacerme caso. Quiero saber qué es lo que me darás cuando estemos solos en la oscuridad. Quiero tener los ojos de para en par para verlo todo así tan brillante como tú. Y se llamaba Lola la morenita de esta canción y, entre rumor de olas, aquella noche, me dio su amor. (Letra y Música: Juan Rodríguez Estévez. Arreglos: Raúl Rodríguez)
4.
Duas caras 03:53
DUAS CARAS O amor tem duas caras uma doce, outra amarga; duas caras tem a Lua, uma clara, outra escura. Paso de la luz a la oscuridad con la más tremenda facilidad. “En este mundo traidor nada es verdad ni es mentira todo es según el color del cristal con que se mira.” Paso de la luz a la oscuridad con la más tremenda facilidad. “Españolito que vienes al mundo te guarde Dios. Una de las dos Españas ha de helarte el corazón.” Paso de la luz a la oscuridad con la más tremenda facilidad. Paso de la luz a la oscuridad, tienes que entenderme, no sé parar. (Letra y Música: Juan Rodríguez Estévez. Letra 2 y 3: Ramón de Campoamor y Antonio Machado. Arreglos: Raúl Rodríguez)
5.
Ay amor 04:32
AY, AMOR Ay, amor, te necesito como el aire que respiro, como el agua, como el Sol y la tierra donde vivo. Ay, amor, si estás conmigo, todo es mucho más sencillo pero, cuando tú no estás, la vida es un laberinto. Ay, amor, tú y yo, dos extraños en el salón. Ay, amor, tú y yo somos mucho más que dos. Sé muy bien que no te entiendo, tan sólo pienso en amarte, cada día que llega, me he prometido conquistarte. Y es que, cuando estoy afuera, la vida me desespera, yo no sé qué hacer con tanta soledad. Ay, amor, tú y yo, dos extraños en el salón. Ay, amor, tú y yo somos mucho más que dos. (Letra y Música: Juan Rodríguez Estévez. Arreglos: Raúl Rodríguez)
6.
Portugal 04:03
PORTUGAL Ese rectángulo ibérico de personal variopinto, con los ojos en el mar y atentos con el vecino. Al cruzar um barranquinho eu perdi minha viola, porque eu vinha fugindo em busca de uma espanhola. Portugal, Portugal, los claveles ¿dónde están? Ya lo dijo Saramago con su paladar auténtico: después de catar el mundo, no hay sabor como el ibérico. “Grandola, vila morena, terra da fraternidade o povo é quem mais ordena dentro de ti, ó cidade.” Portugal, Portugal, los claveles ¿dónde están? Portugal, das cantigas, Portugal, é meu amor. (Letra y Música: Juan Rodríguez Estévez. Letra 3: José Afonso. Arreglos: Raúl Rodríguez)
7.
Rock minero 04:28
ROCK MINERO Malacate, malacate, eres tú mi malacate, que me sube y que me baja, que me lleva y que me trae. En la corta me corto yo, me pierdo en la galería y siempre me pilla absorto la explosión de dinamita. Este Rock and Roll de las tierras mineras viene del corazón, de las entrañas de la tierra. Tengo negros los pulmones, la sangre la tengo roja pero tus ojos me ponen cuando brillan en la alcoba. Minero era mi padre, minero era mi abuelo, ¿cómo quieres, Mari Carmen que yo no sea minero? Este Rock and Roll de las tierras mineras viene del corazón, de las entrañas de la tierra. (Letra y Música: Juan Rodríguez Estévez. Arreglos: Raúl Rodríguez)
8.
CAMPO DE FRESAS Hay que ver el baile matutino que nos pegamos en el Land Rover. Envueltos en el polvo del camino empiezo a recordar tus besos de anoche. Como letras minúsculas por los renglones, con las manos de la fresa a las espaldas, la cabeza llena de canciones y de mil historias inventadas. Campo de fresas, campo de amores, va la Manuela, viene Dolores, campo de fresas, campo de amores, arriba los jóvenes agricultores. Menos mal que tengo dos riñones, al menos uno aguantará. No sé si ir esta noche a la discoteca, me cuesta tanto madrugar… Como letras minúsculas por los renglones, con las manos de la fresa a las espaldas, la cabeza llena de canciones y de mil historias inventadas. Campo de fresas, campo de amores… (Letra y Música: Juan Rodríguez Estévez. Arreglos: Raúl Rodríguez)
9.
Esto es amor 05:48
ESTO ES AMOR Desmayarse, atreverse, estar furioso, áspero, tierno, liberal, esquivo, alentado, mortal, difunto, vivo, leal, traidor, cobarde y animoso; no hallar fuera del bien centro y reposo, mostrarse alegre, triste, humilde, altivo, enojado, valiente, fugitivo, satisfecho, ofendido, receloso. Esto es amor, esto es amor, quien lo probó lo sabe. (…) Beber veneno por licor suave, olvidar el provecho, amar el daño; creer que un cielo en un infierno cabe, dar la vida y el alma a un desengaño; Esto es amor, esto es amor, quien lo probó lo sabe. (Letra: “Soneto 126” de Lope Vega. Música: Juan Rodríguez Estévez. Arreglos: Raúl Rodríguez)
10.
NO BUSQUES MÁS Cómo se seca la candela cuando le falta la leña; cómo se apaga el manantial si no llueve agua sin parar. Quieres tomarte otra copita y la botella ya está vacía. Son las tantas de la noche y no eres capaz de dormir. No busques más, que no hay, lo que había se acabó, No busques más, que no hay, ya no queda nada, todo se esfumó. No busques más, que no hay, lo que había se acabó, No busques más, que no hay, ya no queda nada, él se lo bebió. Cómo florecen los geranios con el Sol del mediodía; cómo se quema la hierba con la helada de por la mañana. Nada pudimos hacer en aquellos momentos, nos pilló de lleno la tormenta y acabamos cada uno en una playa. No busques más, que no hay, lo que había se acabó, No busques más, que no hay, ya no queda nada, todo se esfumó. No busques más, que no hay, lo que había se acabó, No busques más, que no hay, ya no queda nada, él se lo bebió. Él se lo bebió, él se lo fumó, él se lo llevó… (Letra y Música: Juan Rodríguez Estévez. Arreglos: Raúl Rodríguez)

about

'Campo de fresas' es el primer disco de Juan 'Tacones' Rodriguez, médico de atención primaria jubilado que graba y publica su primer pasados los 65, y que recopila una vida de canciones fraguadas en los territorios indómitos donde vivió y ejerció su profesión durante cerca de 50 años, entre el Andévalo y la frontera portuguesa en Huelva (aquella tierra donde Santiago Auserón conoció al 'Tonto Simón'), y la de los pueblos en técnicolor del Cádiz de los años 70 y 80.

El trabajo está grabado y producido por su hijo Raúl Rodríguez, a la par hijo de una señora llamada Maribel Quiñones, conocida artísticamente como Martirio, y que quizás sea el único caso conocido de artista que ejerce de Productor de sus dos padres por separado.

Se trata de un disco costumbrista de una geografía tan rica como desconocida, de campo, mina, romería y frontera, que retrata cuatro décadas de cruces sonoros de los antiguos fandangos y sevillanas camperas con la electricidad de los primeros rocanroles, la psicodelia de los 70, la testosterona del flamenco - roquerismo salvaje sevillano de los hermanos amador, y de textos que fluyen desde Ibañez y Dylan a Zeca Afonso y Kiko Veneno.

***************************************************

CAMPO DE AMORES, by Raúl Rodríguez
Mi padre comenzó a componer sus primeras canciones en la taberna de mi abuelo Andrés “Tacones” en San Bartolomé de la Torre (Huelva) a finales de los ´60, en el entorno de esa primera contracultura que se fraguaba con una afición heroica en los pueblos del Andévalo, en los mismos años en que Santiago Auserón, viviendo en Villanueva de los Castillejos, descubriría la electricidad y conocería la historia del “Tonto Simón”. Los cruces sonoros en aquel “país en llamas” entre los primeros rocanroles y los antiguos fandangos y sevillanas camperas fraguaron este sonido que tenemos hoy aquí. Durante casi 50 años de trabajo como médico de atención primaria en muchos pueblos de Huelva y Cádiz, ha mantenido con gran perseverancia el gusto por el oficio de la composición sin entrar en el mercado de la música con valor de cambio (cantar para vivir de lo que se canta), lo que le convierte en todo un ejemplo de resistencia creativa.

Las composiciones más antiguas de este, su primer disco (“El Día D”, “Estrellas de la noche”, “Morena”), vienen de finales de los 70 y principios de los 80, y fueron cocinadas en las mismas candelas que muchas de las tonadas legendarias de otros amigos y compadres que sí eran profesionales de la música (Kiko Veneno, Raimundo y Rafael Amador, Juan el Camas, Martirio...). Entre los años 84 y 88, siendo médico en Sanlúcar de Guadiana y El Granado, montó la banda “Cervantes” junto a José Miguel, Antonio y El Parra, haciendo un rock campero que repartió sus calambres por los veranos de aquel Andévalo ardiente. De aquel tiempo, en el que componía una sevillana anual para la Romería de la Amistad de San Bartolomé de la Torre, vienen “Portugal”, “Campo de Fresas” o “Duas caras”. A finales de los 90 comenzó a encontrar patrones cómodos para la composición en el Fandango, ideas que cristalizaron, ya en el s. XXI, en “Ay, amor” o “Esto es amor”. Otras más recientes, como el “Rock Minero” o “No busques más” (compuesta pocos meses antes de la grabación, en homenaje a todos los vividores empedernidos), completan un panorama de 40 años cultivando canciones como quien cuida la tierra donde vive, hasta el momento en que acaba su carrera de médico para ejercer el noble arte de la sanación mediante el cante.

Cuando comenzamos la grabación, me concentré como productor en el concepto de darle valor a lo que hay en la casa: la familia, los padres, los hijos, el cariño doméstico, las canciones propias, haciéndolo todo con los instrumentos que se tienen a mano, con lo que puede sonar en una casa o en su derivado colectivo, la “Caseta” de la Romería, ese lugar común que es una casa sin puertas en la que todo el que venga bien será bienvenido. Grabamos en el cuarto donde yo dormía cuando era niño, en mi pequeño estudio de grabación, con los mínimos requisitos técnicos y los máximos cariños invertidos. El primer día de grabación recogieron la batería que teníamos prestada, de forma que hicimos esos patrones de batería con percusiones de las casas y de las casetas: cajones, panderos, bongos, mesas, semillas, palmas, pisadas, vasos y mecheros… elementos de tierra local, que cruzamos con las cuerdas de acero americano (la guitarra acústica Gibson que me regaló en 2005 Jackson Browne y el Tres Eléctrico de Bill Asher), leyendo el soniquete de las tierras onubenses por el prisma del Folk-Rock de la música “Americana”, construyendo un terreno intermedio de “Rock Andevaleño” para este Próximo Oeste que es esta comarca. A medida que se armaban las canciones, aparecieron referencias que ya habían estado presentes en nuestras biografías en las cassettes de los coches familiares: el “Rock ´n´ Roll Animal” y “Transformer” de Lou Reed y David Bowie, el “Really” de J. J. Cale, el “Chronicle, vol. 1”de Creedence Clearwater Revival, el “Outlands d´amour” de The Police, “Let it bleed” de The Rolling Stones, “Live songs” de Leonard Cohen, “Graceland” de Paul Simon, “Infidels” de Bob Dylan, “Cantigas de Maio” de José Afonso, Paco Ibáñez “En el Olympia”, el primer disco de “Veneno”, los cantes de los hermanos Toronjo y el rock sureño de Silvio, combinados con sabores de discos más recientes como “Aman Iman” de Tinariwen, “Harmony Lane” de Manuel García, “Carrried to Dust” de Calexico o “Friendly Fire” de Sean Lennon. Para imaginar los arreglos, le di la vuelta a su guitarra y saqué la banda imaginaria que ya estaba dentro. De su forma de tocar fui deduciendo dónde estaban los apoyos necesarios para las melodías. Así, de los golpes en la tapa, saqué los bombos y los acentos graves de la percusión; de los rasgueos, las cajas y los apoyos agudos; de los bordones, las ideas para diseñar las líneas de bajo, y a partir de sus ayeos cantados entre las estrofas armé las falsetas principales que servirían como riffs para el Tres Eléctrico y, abrazando a todos como una madre colectiva, las cuerdas de acero (como las primas que usaba El Pinche) de la guitarra acústica nos ayudaron a darle ese carácter de canción a la vez local e internacional. Como debutante en un proceso de grabación, demostró con su voz que habíamos esperado al momento justo de hacerlo, clavando las tomas con convicción y valentía, diciendo su verdad de forma cabal, flamenco en su forma de encarar su cante eléctrico.
En este disco también se visualiza lo que puede conseguirse cuando se establece un clima de cooperación entre padres e hijos, coordinando esfuerzos guiados por la belleza de las ideas útiles, reconvirtiendo en una asociación fértil las relaciones familiares y cultivando un encuentro productivo entre las generaciones nacidas en los ´50 y ´70 que, cuando nos ayudamos, hacemos del mundo un lugar más amable.
Como dijo el poeta: “Esto es amor, quien lo probó lo sabe”.

RAÚL RODRÍGUEZ
(Músico y Antropólogo)

credits

released May 5, 2018

Productor artístico: Raúl Rodríguez
Productor ejecutivo: Isabel Santana Moreno

Juan “Tacones” Rodríguez: Voz y Composición.
Raúl Rodríguez: Producción, Grabación, Arreglos, Edición e Instrumentación
(Guitarra Acústica, Tres Eléctrico, Bajo, Armónica, Percusiones y Coros).

℗ Juan Rodríguez ‘Tacones’
© La Mar Sonora, un sello de La Mar Sonora Producciones, s.l.

license

all rights reserved

tags

about

La Mar Sonora Sevilla, Spain

label record
management
booking

contact / help

Contact La Mar Sonora

Streaming and
Download help

Report this album or account

If you like Campo de fresas, you may also like: